¡Y tú más!

1427995137_940202_1427995354_noticia_grande

¿Quién no se ha visto liado en una discusión de patio de colegio? ¿O sido víctima o verdugo bajo el síndrome de la tiza? Tal vez sólo parte de esa guerra de ” y tú….” “pues tú… ” Un concurso de “tú más” o de “yo más” como si el ganador fuese a recibir algún tipo de premio o galardón de algún valor. Detrás de ello sólo hay una ofuscación que nubla la vista y no deja ver el verdadero problema tras la nube de egos entrelazados en plena guerra. Esos egos tienen su papel como defensa, pero cuando toman el control ante la incapacidad del yo que se ve superado por la situación, puede empeorar las cosas. Si pretendemos soluciones y no una gresca continua, esos egos han de caer. Si no caen por sí mismos (se acaban por desinflar) o por afectos, que caigan por raciocinio y sentido común.

tumblr_mc4mpq9C831rncdgao1_500

Una vez la máscara cae se empieza a ver la realidad oculta por la niebla. Lo que en un momento eran gritos difusos y sombras toma forma y son palabras con sentido, son personas, objetos, escenas e ideas. Aquí empezamos a vislumbrar algo de realidad y una salida.

tumblr_l6rjpgsxhc1qad7seo1_500

Mirando bien vemos que hay miedos, inseguridades, algunos daños y buenas intenciones tergiversadas o malinterpretadas de tal manera que se convierten en monstruos. Nada más lejos de su verdadera naturaleza u origen.

snow-white-and-the-seven-dwarfs-25

Es normalmente mucho más amable la realidad que la visión que nos creamos de ella. No se suele penetrar tanto en esa naturaleza de las cosas, y cuando el cielo se oscurece por tormentas se distingue aún menos. Una mano tendida parece un golpe que intenta alcanzarnos. Pero si se va más allá se acaba por ver la buena voluntad tras esos malinterpretado o mal llevados egos. Tras la cortina de niebla esperan poder alcanzarnos nuestras verdaderas ideas, intenciones, sentimientos…. Y las de la otra parte con la que se generaba el conflicto.

693034_1303158188290_full

Sorprendente realidad… no era tan hostil.

Con lo bonito que sería todo sin esas barreras… El niño de la tiza que se impone a sus compañeros y se vuelve tirano al verse investido con un algo de poder se crea una masca de seguridad a la par de sus miedos interiores. Quien tiene en sí autoridad y liderazgo no necesita someter más que por sus ideas. Convencer, dialogar, pero no imponer. Es más, de aprender a acercarse y a abrir la luz en esa tormentas que se genera en cada uno, se podría disfrutar de esa compañía que aguarda su momento para reconfortar, ayudar, disfrutar juntos.

With_a_Smile_and_a_Song

¿Tienes niebla en tu cabeza?

¿Ruge el trueno en tu noche?

¿Podrías dar permiso a ese sol que llevas dentro para que amanezca?

Puede marcar la diferencia en cómo funcionen tus relaciones con los otros.

Desliemos esos egos al fin. Ni tú más ni yo más. Cada uno a su manera lleva sus actos e intenciones. Seguro que ninguno es tan malo ni tan santo. Seguro que cada parte quiere lo mejor en el fondo. Sólo hay que rascar un poco a ver de dónde sale todo y… ¡A disfrutar!

green_dot.green_dot.flower36.green_dot.green_dot

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s